Página principal
Menú información
Información Básica
Acceso Administración
Retribuciones
Empleo Discapacitados
Acceso extranjeros
Ganar oposiciones
Recomendaciones
Glosario
 
Convocatorias
Búsqueda
Suscripción Noticias
Estatales
Autonómicas
Locales
Sanitarias
Primaria
Secundaria y FP
 
Cursos
Para oposiciones
Acreditados y Baremables
 
Publicaciones
Consultar catálogo
Acceso Mayores 25
Acceso Ciclos Formativos
Suscripción novedades
 

 

 

Recomendaciones para exámenes   < VOLVER ATRÁS


Recomendaciones para realizar un Test Psicotécnico

A la hora de resolver cualquier tipo de test psicotécnico conviene seguir estas recomendaciones:

• Es muy importante estar relajados y concentrados: los nervios le pueden gastar una mala pasada y puede fallar en preguntas fáciles.

Lea las instrucciones de cumplimentación detenidamente, infórmese a cerca del baremo de puntuación del examen, si puntúan negativamente las preguntas sin contestar, etc. Pregunte siempre al encargado del examen.

Vaya siempre preparado: Lápiz de grafito del número 2, D.N.I., bolígrafo negro o azul.

Controle su tiempo. El tiempo de contestación es limitado, por lo que ha de ser rápido en las respuestas. Si tiene dudas, mejor pase a la siguiente pregunta y deje algunos minutos para repasar su test.

Agilidad mental: En estos ejercicios, cuenta la rapidez con la que ha de contestar el cuestionario, con lo que ha de estar preparado para la misma, y eso se consigue con la experiencia y la realización de muchos ejercicios en casa.

Responda con sinceridad a los test de personalidad. Éstos suelen estar muy estudiados y con frecuencia existen varias preguntas relacionadas con un mismo tema.

Tenga confianza en sí mismo. Intente responder a todas las preguntas con seguridad.


Recomendaciones para un examen tipo Test de cualquier tipo

Leer las instrucciones con toda atención.

• Leer cada pregunta localizando la palabra clave.

Saber si se penalizan los errores, para no arriesgarse innecesariamente. En caso afirmativo, no contestar si no hay una relativa seguridad de acertar.

• Poner mucha atención a los calificativos que aparezcan en la pregunta (adverbios, adjetivos) porque sirven para distinguir entre lo verdadero y lo falso, para razonar lógicamente y las afirmaciones muy generales y absolutos (nada, todo, siempre...) suelen ser falsos, incorrectos o no los mejores.

• Si hay que elegir entre varias opciones, se ha de tratar de adivinar la respuesta antes de leer las opciones; posteriormente leer todas las opciones; ver si coincide alguna opción con nuestra respuesta, si no coincide ninguna, ir eliminando las que no tienen sentido hasta llegar a la más acertada; plantear la pregunta de otra forma o buscar pistas en las respuestas.


Tipos de exámenes

Pruebas de suministro

a) Pruebas de respuesta breve: Se necesita buena retención y memorización.

b) Pruebas de completamiento: Se basan en la memoria. Se tendrá que completar al principio, en medio o al final de la frase.

Pruebas de Selección de Respuesta

a) Pruebas de doble alternativa: Pueden ser de: verdadero/falso, si/no, correcto/incorrecto. Ejercitan el juicio y la reflexión. Se suelen corregir con la fórmula P=A-E (P: Puntuación; A: Aciertos; E: errores).

b) Pruebas de Opciones Múltiples: Son las más utilizadas. Requieren Memoria, comprensión y análisis. Se suelen corregir con la fórmula: P=A- E/n-1 (P: Puntuación; A: Aciertos; E: errores; n: número de preguntas).

c) Pruebas por pares o asociación: Requieren capacidad para establecer relaciones.

Pruebas de Ordenamiento

a) Ordenamiento cronológico.

b) Ordenamiento lógico.

c) Otros tipos de Ordenamiento.

d) Pruebas de localización.

Estas pruebas de ordenamiento requieren: capacidad de observación, reflexión y asimilación.

Las preguntas objetivas tienen las siguientes características:

Por un lado, la corrección es más objetiva y facilitan el recuerdo de lo estudiado, pero por otro lado, hay que trabajar o contestar muy deprisa y se suelen penalizar los errores.

La preparación ha de ser completa: hay que centrarse en realizar repasos constantes y hacer lectura comprensiva de los temas, memorizar y asegurar la completa comprensión.

Cualquier persona que se proponga alcanzar una determinada meta requiere tres elementos básicos:

PODER, QUERER Y SABER

Si falla cualquiera de los tres, difícilmente podremos llegar a conseguir nuestro objetivo.

Así mismo, todo estudiante-opositor que pretenda alcanzar una meta positiva en su estudio debe tener en cuenta su capacidad personal, disponer de un adecuado material de estudio, las “ganas” que tiene de alcanzar esa meta y además las técnicas, medios e instrumentos que necesite para conseguirla.

Estos son los requisitos imprescindibles que conducen al éxito.

Volver arriba      

 

© Creado por Editorial MAD S.L. Todos los derechos reservados